República Argentina
Sábado 25 de Febrero
NOTA22.COM
FacebookTwitterYoutubeInstagramRSS
SENADO | EL ESCENARIO SINDICAL
Podría fracasar sanción de proyecto sobre despido arbitrario docente
Miércoles 08 de Junio 2016
Por: LA LECHUZA OLY

     Instagram
La situación del docente privado. La verdadera causa de los despidos. Falta de peso sindical que proteja al trabajador. La mediática y la realidad. Empleadores fuertes dirigentes débiles.

Los empleadores de la gestión privada de la Educación han despedido reiteradamente de manera arbitraria, injusta, injustificada, incausada a docentes. 
 
Este espacio volcado decididamente del lado de los trabajadores, entiende que es necesario generar instrumentos de modo que lo denunciado deje de ocurrir. Para los trabajadores docentes y para todos los que trabajan en la actividad privada. ¿Es posible?.
 
Una cosa podría ser la realidad y otra la mediática (sensible a los dirigentes, no sé si a los docentes).
 
La Ley antidespidos que vetó el Sr. Presidente hubiera comprendido a los maestros de las “empresas educativas”. La entidad sindical que los representa se podría haber movilizado masivamente en contra de esa medida gubernamental. 
 
Es muy poco escuchado que el régimen legal de los docentes privados en la provincia de Santa Fe se rige por el Estatuto del Docente Privado -Ley Nacional N° 13 047-; la Ley de Educación Nacional  -Nº 26206-; la Ley Provincial N° 6427; y la Ley de Contrato de Trabajo -N° 20744-.
 
No se sobreabunda al explicar que las subvenciones que reciben los institutos privados por parte del Estado no generan -a este último- relaciones laborales con los docentes particulares. 
 
El Estado realiza un contralor especial sobre los institutos privados, pero no genera relación laboral con sus trabajadores. Verbigracia: si el Estado dejara de pagar los subsidios los salarios deben pagarse normalmente por la patronal respectiva. Existe amplia jurisprudencia al respecto.
 
En mi concepción, desconocer o ningunear tal información en estas circunstancias perjudica directamente a este sector de trabajadores. Conocer la naturaleza contractual permite desplegar estrategias adecuadas de defensa colectiva -además de individual-.
 
Es menester advertir, que salvo un cambio radical e inédito de la legislación nacional, ningún proyecto provincial va a lograr para el docente privado la estabilidad de un empleado público. La “empresa educativa” puede tener o no fin lucrativo, pero en ningún caso es o será estatal.
 
El proyecto que recibió media sanción (ya fracasó por perder estado parlamentario en el año 2012) pretende modificar la ley Nº 6.427 de Servicio Provincial de Enseñanza Privada. Propone que ante todo despido sin causa, la escuela reciba una sanción del Ministerio de Educación consistente en la suspensión del aporte estatal para el cargo que ocupaba el docente despedido. Sin embargo, no se difundió con el mismo énfasis que la entidad propietaria después de cierto tiempo podría recuperar la subvención.


NO SE DIFUNDIÓ CON ÉNFASIS QUE LA ENTIDAD PROPIETARIA DESPUÉS DE CIERTO TIEMPO PODRÍA RECUPERAR LA SUBVENCIÓN (OTRORA SUSPENDIDA).

 


La Ley (6427), en su artículo 13, dice que “las obligaciones contraídas por los propietarios con su personal o terceros no responsabiliza ni obliga en modo alguno al Estado”. Es decir, que por más que el Estado retire el subsidio al colegio (privado) el empleador (particular) tiene que pagar “en tiempo y forma” la remuneración al trabajador.
 
Una pregunta liviana que suscita la iniciativa es qué ocurría (por ejemplos con los alumnos) si son varios los docentes despedidos en materias o cátedras sensibles y se prolonga en el tiempo “la quita” del aporte estatal.  Cuál es el rol del sindicato y cuál el del Ministerio. 
 
En el caso que el instituto privado pueda pagar por sí mismo el salario de los docentes relacionados a esos cargos ¿significa que el Estado estuvo subvencionando un colegio que no necesitaba subvención?.
 
Se escucha esgrimir –entre otras especulaciones- a sectores de la “derecha empresaria” un caso (casuístico): podría ocurrir que el establecimiento privado se quedara sin fondos para sostenerse y generar de ese modo más despidos, lo que crearía un efecto contrario al buscado por el proyecto de ley.

 

 

LA VERDADERA CAUSA DE LOS DESPIDOS

Cualquier avezado del mundo sindical podrá exponer que una entidad sindical pasa a tener jerarquía como tal (deja un lugar secundario y pasa a ser actor principal) cuando cuenta con una herramienta legal elemental: la  paritaria. Instrumento que sienta en una misma mesa a la parte trabajadora y empleadora (el otro polo de la relación laboral).
 
Es así, que en los gremios de industria a veces existen más de un sindicato, pero el que cumple con el rol principal es el que participa de la paritaria. La cuestión se hace más difícil de explicar cuando existe en una actividad determinada un solo sindicato y este no tiene éxito en constituir la paritaira (con su patronal). De pronto un despropósito en este tiempo.


 

ES UN DERECHO HUMANO FUNDAMENTAL EL DERECHO A LA CONVENCIÓN COLECTIVA Y LA CONSTITUCIÓN DE LA PARITARIA SECTORIAL


 
Un motivo que podría subyacer al proyecto que se impulsa es la falta de dimensión sindical de quiénes representan a los trabajadores. Existen sindicatos de la rama privada -con dirigentes enormes- a los que si le despiden un trabajador paran literalmente la actividad. No necesitan leyes especiales, porque esos trabajadores tienen un sindicato con dirigentes suficientemente fuertes que los representan.
 
Los docentes privados de Santa Fe necesitan urgente una paritaria que obligue a “sus empleadores” a dar respuestas, debatir, consensuar, jerarquizar, promover acuerdos, para mejorar las condiciones de trabajo para el sector. Hasta superiores salarios. Además sería, tal vez, un modo, de fortalecer a sus dirigentes.
 
Esta inteligencia se corresponde con la idea que la actual dirigencia de los docentes privados no ha tenido, al menos hasta hoy, fuerza sindical suficiente, que le permita tener éxito en la conquista de una herramienta reconocida por ley (paritaria con la patronal) a todas las asociaciones profesionales del país. 
 
“Sin” los empleadores sentados en una mesa con los representantes de los trabajadores docentes privados en el marco de la constitución de una comisión paritaria, en general, pareciera, se redunda en un voluntarismo casi exclusivamente mediático apoyado en esta circunstancia en algunos legisladores y no en la propia energía sindical. 
 
Una opinión suspicaz entiende que el proyecto que festejan los dirigentes de Sadop “pone la pelota en manos del Ministerio y no le da al sindicato un rol claro en la defensa del trabajador” e ironiza “como si (el sindicato) no confiara en su propia fuerza”. 
 
Los paros docentes son realizados masivamente por los docentes del estado en épocas de lucha gremial. Los docentes privados casi no se adhieren a las medidas de fuerza. ¿Por qué?. Puede ser producto de la baja sindicalización o miedo de los trabajadores a las represalias de la patronal. O las dos juntas ante las expectativas que les genera la tutela gremial con evidentes dificultades en la defensa de los derechos de los trabajadores. Pues en relación a los docentes despedidos casi no existen antecedentes que recuperen su trabajo.



LA CUESTIÓN POLITICA

Ciertos diputados son distantes al clero (principal empleador de los docentes privados), pese a que “si se da” la foto con el Papa se la sacan. Hasta viajan a Roma. 
 
La norma, incluso, se impulsó sin dialogar con el Presidente del Episcopado Argentino José María Arancedo. ¿Está mal?. ¿Había que consultarlo?. ¿Por qué?. Es un dato político. No me siento con dimensión para reflexionar al respecto. 
 
Por otro lado, los senadores provinciales pertenecen a un ámbito más conservador, históricamente de mayor diálogo con la Iglesia Argentina.
 
Un parlamentario de la Cámara alta entiende que el proyecto de los Diputados debe recibir modificaciones: “así no puede ser aprobado”. Piensa distinto a Luis Rubeo su principal impulsor. Otro Senador cree que no es viable una norma de esta naturaleza. Hasta se escucha decir que a este proyecto lo promueve el Ministerio de Educación de la Provincia a partir de un supuesto incordio con la Iglesia que habrían mantenido algunos funcionarios. La suposición se fundamenta en el silencio de la Ministra de Educación.
 
En fin, nada. 
 
La Lechuza Oly.


Fuente: NOTA22.COM
NOTA22.COM | Conduce: Maxi Romero - Participa especialmente: Germán Corazza
DOCENTES - 7M CGT
© Copyright 2017 NOTA22.COM . Todos los derechos reservados.