República Argentina
Domingo 22 de Octubre
NOTA22.COM
FacebookTwitterYoutubeInstagramRSS
A la caza de la "Ballena Azul"
Jueves 18 de Mayo 2017

     Instagram
Una sentencia judicial obliga al gobierno de Catamarca a publicar las pautas de detección y prevención del desafío llamado “La Ballena Azul”, de origen ruso. El fallo fue dictado por el juez de Menores Rodirgo Morabito, y revela indicios para detectar si un adolescente es víctima del desafío y cómo actuar en caso de detectarlo.
Una sentencia judicial obliga al gobierno de Catamarca a publicar las pautas de detección y prevención del desafío llamado “La Ballena Azul”, de origen ruso. El fallo fue dictado por el juez de Menores Rodirgo Morabito, y revela indicios para detectar si un adolescente es víctima del desafío y cómo actuar en caso de detectarlo.
El juez de Menores de Segunda Nominación de la provincia de Catamarca, Rodrigo Morabito, dictó un fallo por el que exhorta al Ministerio de Salud y al Gobierno provincial a tomar cartas en el asunto en relación con el juego de la “Ballena Azul”, que establece una serie de retos que, en su mayoría, culminan con una instigación al suicidio.

El magistrado suscribió una resolución en donde explica los alcances del juego, brinda detalles de cómo detectarlos y ensaya posibles soluciones a la problemática de los niños, niñas y adolescentes de Catamarca, que según estadísticas, tiene una alta tasa de suicidio adolescente.
La causa se inició tras un informe que se presentó ante el Juzgado de Morabito por parte de la Dirección de Inteligencia Criminal de la provincia, dando cuenta de “una problemática social que se encuentra establecida entre adolescentes actualmente, espacialmente los que manejan las redes sociales Whatsapp, Instagram, Twitter, y Facebook”. Según los informes preliminares, se daba cuenta de juego llamado “La Ballena Azul”, que “consiste principalmente en la incitación a suicidarse”.
Qué es la “Ballena Azul”
Según detalla el fallo, en el 2015 Rusia se detectó un aumento de casos de suicidios adolescentes, que se incrementó en 2016, tras investigaciones policiales, las autoridades relacionaron los casos on el llamado desafío de “la ballena azul”, el cual consiste “en llevar delante de forma concatenada y diaria diversas pruebas hasta concluir con el propio suicidio del participante”.
El “juego”, explica Morabito, se edifica y propaga a través de las redes sociales, conformando grupos cerrados a través de los cuales existen administradores (“curadores” para los miembros del mismo), los cuales señalan los desafíos a practicarse. En el caso de Rusia, esto al principio se viralizó en la red social llamada “Vkontakte”, el denominado Facebook ruso.
La mecánica de la “ballena azul” sería de esta manera: se conforman grupos cerrados a través de diversas redes sociales -Facebook y Whatsapp a la cabeza-  los que están a cargo de personas por lo general mayores de edad, que operan no como “administradores” del grupo sino como “curadores”, e imponen los desafíos a los partícipes.
“Las pruebas consisten desde ver películas de terror y psicodelia por prolongados períodos de tiempo –especialmente a alta horas de la madrugada-, hasta producirse autolesiones punzo cortantes en las extremidades (brazos y piernas).- Ante el incumplimiento de las mismas, los administradores suelen extorsionar a los partícipes con divulgar información o archivos multimedia con el fin de humillarlos en las redes social”, detalla la sentencia, a la que accedió Diario Judicial
En su tarea, “efectúan el contralor de los mismos e incluso advierten e imparten las sanciones o castigos en casos de incumplir con los desafíos, algunos resultan ser verdaderas extorsiones consistentes en la divulgación de información personal de los participantes”. El último reto consiste en quitarse la vida, por lo general de la forma que lo estipule el “curador”, quien controla cada uno de los desafíos practicados.
Por medio de las redes sociales se viralizó hasta usuarios de Latinoamérica, registrándose casos en Brasil y Colombia. A principios de mayo de este año llegó a la Argentina, ocasionando en la provincia de San Juan el primer intento de suicidio.
Posibles delitos y pautas a seguir
Ante esa problemática, el juez Morabito analizó el posible encuadre típico de la conducta de los supuestos “curadores”. Para el magistrado, por la mecánica del desafío de “la ballena azul” y su estrecha relación “como un instrumento para la comisión de actos suicidas de los jóvenes que participan en dichos colectivos”, el actuar de los “curadores” muy posiblemente podrá recaer en conductas ilícitas y podrían ser investigados, imputados y sancionados por el delito de instigación al suicidio (Art. 83° del C.P.); como así también en nuevas figuras delictivas, como ser el “cyberbullying”, “cyberstalking”, “sexting” o inclusive el “grooming”.
Más allá de ello, Morabito intenta que el Estado tome un rol preventivo en esta materia y encomendó al Ministerio de Salud, en carácter de autoridad de aplicación de la ley de “prevención del suicidio”, que elabore de pautas que ayuden a la sociedad a saber de qué se trata el juego de “la ballena azul”, y “sus consecuencias, el perfil y actitudes de aquellos adolescentes que permitan identificarlos como partícipes del desafío”, y que las mismas sean divulgadas por los medios de comunicación.
Algunos indicios
Según el fallo, algunos indicios de que un niño, niña o adolescente puede estar participando del desafío pueden ser: “Actividad reciente y actual en las redes sociales que indiquen que estaría participando en el juego: estados, emoticones, fotos, videos, perfiles y mensajes relacionados con ‘la ballena azul’”. Un cambio en el estado de ánimo, de humor, de la personalidad o conductas que resultan extrañas o fuera de lo habitual en su persona. Otro dato a tener en cuenta es la existencia de heridas punzo cortantes en el cuerpo, “preferentemente en las extremidades” o una “repentina falta comunicación e interacción con sus personas más cercanas, aislamiento”.
El juez Morabito recomienda a padres y madres que, para detectarse un caso, se genere “un espacio de diálogo con quienes sean partícipes del desafío a efectos de que tomen conciencia de las consecuencias nocivas del ‘juego’”.  Allí, si todavía no se es mayor de edad es necesario que se comunique con “algún adulto responsable”. Otra recomendación es establecer pautas domésticas de utilización internet “especialmente de las redes sociales, a fines de promover la interacción solo con personas conocidas y confiable”.
En redes sociales también se está generando mecanismos de ayuda. Por ejemplo, en el buscador de Instagram se puede ingresar #ballenaazul y aparece un mensaje donde se le pregunta al usuario si necesita ayuda, al presionar la opción “obtener ayuda”, se es redirigido hacia una página donde figuran tres opciones: “hablar con un amigo”, “ponte en contacto con una línea de ayuda” y “recibe consejos y ayuda”.
En Facebook Brasil, a su vez, se ha desarrollado el perfil de “la ballena rosa”, como una “forma interactiva y contestataria al fatal juego original, este nuevo juego consiste en cincuenta pruebas, todas las cuales promueven el amor por la vida”. Al día de la fecha ese juego ha sumado más un millón de “Me gusta”
Fuente: DIARIO JUDICIAL
CARLOS RENNA
CÁMARA PENAL DE VERA
UNIÓN DE SANTA FE Y SU RELACIÓN CON LOS SOCIOS
Dominio Público
19-OCT-2017
EDUARDO JAUCHEN
JURISTA DERECHO PENAL
© Copyright 2017 NOTA22.COM . Todos los derechos reservados.