República Argentina
Miércoles 18 de Octubre
NOTA22.COM
FacebookTwitterYoutubeInstagramRSS
Según estudio, los líderes con inteligencia emocional y formación académica aumentan la productividad
Sábado 07 de Octubre 2017

     Instagram
Los líderes con inteligencia emocional, así como contar con formación académica, aumentan la felicidad, productividad y salud mental de los trabajadores, según una investigación que demuestra cómo se vincula la salud mental de los argentinos con el trabajo.

El informe, realizado por el Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la Universidad Siglo 21, afirma que, en un contexto laboral tan complejo como el argentino, es importante que el líder de un equipo de trabajo sea empático, pueda autorregularse emocionalmente, sepa gestionar conflictos, inspirar y que maneje hábilmente equipos de trabajo. Así como contar con niveles de estudio universitarios para mantener un bajo nivel de estrés laboral y mantener una equilibrada salud mental. 

Los resultados obtenidos corroboran que los beneficios de estudiar en la universidad no se limitan a aspectos económicos, también involucran una mejora en la salud y calidad de vida de las personas. 

Se observó que:

-El 80% de trabajadores con líderes emocionalmente inteligentes dicen estar "satisfechos con su vida", mientras que esta cifra se reduce a un 60% en los trabajadores sin un líder con estas características.

-Los trabajadores con líderes emocionalmente inteligentes duplican el porcentaje de entusiasmo por el trabajo (83% para lideres inteligentes y 42% para líderes poco inteligentes emocionalmente).

-Las personas que poseen título universitario son los que presentan menores niveles de agotamiento en el trabajo. 

- 9 de cada 10 trabajadores con líderes emocionalmente inteligentes son persistentes en su trabajo: cuando tienen problemas personales continúan trabajando, además de demostrarse fuertes y enérgicos durante de las tareas laborales. Este número se reduce a 1 de cada 10 trabajadores en casos de trabajadores que tienen jefes sin inteligencia emocional. 

-Un 73% de los trabajadores con líderes emocionalmente inteligentes señalan que "su trabajo es estimulante, cifra que decrece a la mitad (35%) cuando el líder posee baja inteligencia emocional.

-Las personas que no cuentan con estudios superiores son las que presentan mayores niveles de preocupación y rumiación, viendo afectada su salud mental.  

Además, el Observatorio de la Universidad utilizó un test de estrés laboral denominado MBI para conocer si tener un líder inteligente emocionalmente influye en los niveles de estrés y salud mental de los trabajadores, y se determinó que: 

-8 de cada 10 trabajadores con líderes sin inteligencia emocional "no pueden relajarse luego de salir del trabajo", "cada vez les resulta más difícil comenzar una nueva jornada laboral" y "después del trabajo se sienten tan agotados que no pueden dedicarme a otra cosa". Por lo tanto, 8 de cada 10 trabajadores con líderes que no poseen inteligencia emocional, demuestran mayor estrés laboral y peor salud mental. 

-El 86% advierte que "incluso cuando ocurren problemas laborales continúa trabajando", reduciéndose este porcentaje un 14.5% en líderes de baja inteligencia.

En conclusión, se verifica la importancia de contar con líderes emocionalmente inteligentes para una mayor productividad laboral, salud mental y felicidad. Además, los trabajadores que poseen jefes con pocas herramientas emocionales suelen presentar mayores índices de estrés que perjudica la salud mental.

En la investigación participaron 1.050 trabajadores de ambos sexos, entre 18 y 65 años, que residen en la Ciudad de Buenos Aires, Comodoro Rivadavia, Córdoba, Corrientes, Mendoza, Rosario y San Miguel de Tucumán.
El informe, realizado por el Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales de la Universidad Siglo 21, afirma que, en un contexto laboral tan complejo como el argentino, es importante que el líder de un equipo de trabajo sea empático, pueda autorregularse emocionalmente, sepa gestionar conflictos, inspirar y que maneje hábilmente equipos de trabajo. Así como contar con niveles de estudio universitarios para mantener un bajo nivel de estrés laboral y mantener una equilibrada salud mental. 

Los resultados obtenidos corroboran que los beneficios de estudiar en la universidad no se limitan a aspectos económicos, también involucran una mejora en la salud y calidad de vida de las personas. 

Se observó que:

-El 80% de trabajadores con líderes emocionalmente inteligentes dicen estar "satisfechos con su vida", mientras que esta cifra se reduce a un 60% en los trabajadores sin un líder con estas características.

-Los trabajadores con líderes emocionalmente inteligentes duplican el porcentaje de entusiasmo por el trabajo (83% para lideres inteligentes y 42% para líderes poco inteligentes emocionalmente).

-Las personas que poseen título universitario son los que presentan menores niveles de agotamiento en el trabajo. 

- 9 de cada 10 trabajadores con líderes emocionalmente inteligentes son persistentes en su trabajo: cuando tienen problemas personales continúan trabajando, además de demostrarse fuertes y enérgicos durante de las tareas laborales. Este número se reduce a 1 de cada 10 trabajadores en casos de trabajadores que tienen jefes sin inteligencia emocional. 

-Un 73% de los trabajadores con líderes emocionalmente inteligentes señalan que "su trabajo es estimulante, cifra que decrece a la mitad (35%) cuando el líder posee baja inteligencia emocional.

-Las personas que no cuentan con estudios superiores son las que presentan mayores niveles de preocupación y rumiación, viendo afectada su salud mental.  

Además, el Observatorio de la Universidad utilizó un test de estrés laboral denominado MBI para conocer si tener un líder inteligente emocionalmente influye en los niveles de estrés y salud mental de los trabajadores, y se determinó que: 

-8 de cada 10 trabajadores con líderes sin inteligencia emocional "no pueden relajarse luego de salir del trabajo", "cada vez les resulta más difícil comenzar una nueva jornada laboral" y "después del trabajo se sienten tan agotados que no pueden dedicarme a otra cosa". Por lo tanto, 8 de cada 10 trabajadores con líderes que no poseen inteligencia emocional, demuestran mayor estrés laboral y peor salud mental. 

-El 86% advierte que "incluso cuando ocurren problemas laborales continúa trabajando", reduciéndose este porcentaje un 14.5% en líderes de baja inteligencia.

En conclusión, se verifica la importancia de contar con líderes emocionalmente inteligentes para una mayor productividad laboral, salud mental y felicidad. Además, los trabajadores que poseen jefes con pocas herramientas emocionales suelen presentar mayores índices de estrés que perjudica la salud mental.

En la investigación participaron 1.050 trabajadores de ambos sexos, entre 18 y 65 años, que residen en la Ciudad de Buenos Aires, Comodoro Rivadavia, Córdoba, Corrientes, Mendoza, Rosario y San Miguel de Tucumán.

Desagradable comentario de Carrió: "Es como Walt Disney"
Eduardo Jauchen sobre la PRISIÓN PREVENTIVA
Lifschitz sobre Contigiani
Eduardo Barcesat sobre la vigencia del Estado de Derecho
© Copyright 2017 NOTA22.COM . Todos los derechos reservados.