República Argentina
Domingo 16 de Junio
NOTA22.COM
FacebookTwitterYoutubeInstagramRSS
INDIA

Una mujer de Indiana llamó al 911 para confesar que había disparado a su nieto y antes de colgar el teléfono se suicidó

Jueves 10 de Enero 2019

     Instagram
Según las primeras investigaciones, la abuela habría disparado al joven, de 15 años, por problemas médicos

Wanda Huber, una abuela de 68 años del condado de Jackson, en Indiana, disparó a su nieto de 15 años, Simon Huber en el patio trasero de su casa. Instantes después del incidente, se apresuró a contactar al 911 para reportar lo sucedido.
 
"Ha sido un accidente" contó Wanda al operador de emergencias que la atendió. "Bueno en realidad, no fue un accidente. Ha sido un asesinato, así que necesito que vengan inmediatamente" relató.
 
Antes de colgar el teléfono, el técnico escuchó un disparo al otro lado de la línea. Era la propia Wanda, que tras informar de lo ocurrido decidió poner fin a su vida.
 
El disparo se produjo en el domicilio de la mujer, ubicado en la calle South Walnut, en Seymour. Allí residía junto a su nieto de 15 años, con quien según los vecinos mantenía una buena relación.
 
"Ella adoraba absolutamente a su nieto" declaró su vecina Gene Hildreth a Wishtv.
 
"Wanda era muy inteligente y siempre estaba dispuesta a ayudar a los demás cuando ella podía, pero nunca era caritativa consigo misma.La echaremos mucho de menos" contó la vecina Cora Dowhower a The Tribune.
 
Cuando los agentes arribaron al domicilio, que Wanda había adquirido en enero de 2005, la encontraron sin vida con una herida de bala en la cabeza. El detective sargento S.J. Foster, de la policía de Seymour explicó que se suicidió durante la conversación con el operador de emergencias.
 
"Es una situación muy dura cuando te encuentras al otro lado recibiendo esa llamada. […] En ese momento se cortó la conversación y no hubo más contacto entre la abuela y nuestro comunicador" explicó el sargento.
 
El adolescente fue trasladado de urgencia al Hospital Universitario de Louisville, en Kentucky, donde murió horas después también por un disparo en la cabeza.
 
Vecinos y amigos de los fallecidos se mostraron completamente en shock por las noticias del suceso. Describieron a Wanda como una mujer totalmente adorable y no se explican cómo algo así pudo ocurrir. 
 
El Sheriff de la Policía de Seymour, Bill Abbott, informó de que agentes del cuerpo habían registrado el domicilio para recabar pruebas sobre el incidente, incluida el arma calibre 357 propiedad de la abuela. 
 
Explicó que según los primeros indicios, el disparo que detonó Wanda se habría debido a problemas médicos.
 
"Hubo problemas médicos que creemos motivaron los eventos ocurridos" dijo el sheriff, que no facilitó más detalles de la investigación.
Fuente: infobae
© Copyright 2019 NOTA22.COM . Todos los derechos reservados.